Quienes Somos

El INSTITUTO TERESA DE AVILA A.C., fundado en 1939 por hermanas de la Congregación de Carmelitas Misioneras de Santa Teresa, se centra principalmente en la escuela católica que tiene como principal inspiración y modelo la persona de Cristo y su Evangelio.

La Carmelita Misionera de Santa Teresa, convencida de la importancia de la educación en la vida humana, sostiene su presencia en el campo educativo y comparte así el ideal de vivir el amor. La amistad y la experiencia de Dios vivo en la comunidad educativa.



El ideal educativo que impulsa nuestras acciones de vivir y compartir con los alumnos un dinamismo de fe y de alegría con  proyección en la vida concreta, crea un ambiente que favorece la convivencia y la amistad así como las actividades encaminadas a forma hombres y mujeres libres, auténticos cristianos y excelentes estudiantes capaces de continuar exitosamente su preparación profesional así colaborar en la transformación de la historia.

El logro de  este ideal conlleva a la necesidad de unir esfuerzos para asumir con la responsabilidad y entrega, con toda la energía creadora del compromiso que cada uno libremente ha adquirido al ingresar a esta institución educativa al servicio de la niñez y de la juventud.
Las Carmelitas Misioneras de Santa Teresa somos una comunidad religiosa de mujeres consagradas que, en seguimiento de Cristo pretendemos dar testimonio del amor del Padre, mediante el amor y el servicio apostólico a favor de la Iglesia y el mundo.

Tenemos una misión específica dentro de la Iglesia.”Nuestra misión evangelizadora ha encontrado desde los inicios de la Consagración una plena expresión en la educación, continuado así la misión de Cristo Maestro”.

Esta misión la realizamos en la educación cristiana integral de los niños, adolescentes y jóvenes a quienes ayudamos y acompañamos en el proceso de su fe y de su ser total cuidando de introducirlo en el camino espiritual de María, Madre del Carmelo y en la doctrina de Santa Teresa de Jesús fundamento de la espiritualidad que nos legaron nuestras Madres Fundadoras.

En consecuencia nos esforzamos por realizar nuestro trabajo en alegría sencillez, abnegación y amor a los alumnos a partir de una auténtica experiencia de comunicación con Dios y devoción a María bajo la guía del Espíritu Santo del cual procede todo bien.
Nos empeñamos por ser fieles a nuestro carisma y poder compartirlo con la comunidad educativa.
¡ABANDONO Y COMUNICACIÓN FILIAL EN MANOS DEL PADRE!